22 de Febrero, 2019

    Secciones

    Buscar artículos
    Nuestros Blogys





















    Otras Webs




Sicilia y Cerdeña, las mayores islas del Mediterráneo



Las islas más grandes del Mediterráneo son ambas Italianas. Son regiones autónomas con estatuto especial, pero lo que más destaca en ellas es su encanto único.


Comencemos por Sicilia. Es la mayor isla del mar mediterráneo y de Italia. Sin embargo tiene características muy particulares, diferentes al resto de la realidad italiana. Sus habitantes suelen presentarse primero como sicilianos y luego como italianos, lo que nos da una buena muestra de la fuerte identidad propia. Una tierra de cultura y arte en su más pura expresión, algo estigmatizada por la mafia aunque esa percepción ya está cambiando.


La isla de Sicilia


Es la región más grande toda Italia con sus 25.711 kilómetros cuadrados. Además también se compone de otras islas, como las Eolias al nordeste, Egadas al oeste, Pelagie al suroeste, Ustica al noroeste y las Pantelleria al sur. En Sicilia encontramos abundantes sitios arqueológicos, como el Valle de los Templos en el sur de la isla. Nombrado Patrimonio de la Humanidad desde 1998, comprende una amplia zona consagrada a los dioses y divinidades griegas: Templo de Hera, Templo de la Concordia, Templo de Zeus Olímpico, Templo de Heracles, Templo de Hefesto, Templo de Asclepio y Templo de los Dioscuros.


Otro sitio arqueológico de gran interés es Selinunte, antigua ciudad griega ubicada en la actual provincia de Trapani; con cinco templos centrados en una acrópolis. La capital de Sicilia es Palermo. Tiene un patrimonio artístico muy variado, con edificios de muchos estilos arquitectónicos, museos, teatros y preciosas iglesias. Esto demuestra la influencia de las culturas cartaginense, bizantina, romana, árabe, normanda y etc. No olviden pasar por las Catacumbas de los Capuchinos, el Palazzo dei Normanni.


Otra de las ciudades más importantes es Catania; al pie del volcán Etna. Quedan todavía restos romanos y griegos en muchos rincones, así como construcciones de Normandos y Svevos. Esta ciudad fue asolada por terremotos y erupciones volcánicas un total de siete veces, pero supo salir adelante. Hoy es patrimonio histórico de la humanidad; con abundantes palacios e iglesias barrocas. Y no podemos obviar a Siracusa, ciudad de rica historia que cuenta con uno de las riquezas arqueológicas más ricas de Sicilia.


Plazuela de Palermo


Posee la península de la Ortigia (sede original de los corintios), parque de Neápolis con su anfiteatro romano, teatro griego, o la ‘Oreja de Dionisio’. Podemos además visitar el Museo del Papiro y el Museo Arquelógico Regional Paolo Orsi. Otros destinos renombrados son Taormina, Agrigento, Caltagirone, Cefalú o Piazza Armerina. En todo el territorio siciliano encontramos fortalezas, iglesias y espacios naturales de gran belleza.


Un capítulo aparte merece la gastronomía, deliciosa e influenciada por las cocinas romana, española, árabe y griega. Y entre las tradiciones más arraigadas cabe mencionar la llamativa ‘opera dei pupi’, un teatro de marionetas que representan a caballeros de Carlomagno. Sicilia también es muy conocida por su volcán activo Etna, que es el punto más alto de la isla (3.323 msnm).


Uno o cien viajes a Sicilia están justificados por las bellas playas, destacando Castellmmare del Golfo al oeste de Palermo, o en la costa del sudoeste Selinunte, bajo los templos arqueológicos. Al sur de la localidad de Ragusa están las amplias Donnalucata y Scoglitti, y en la costa este las calas con grutas de Taormina, incluida la isla Bella. Y esto sólo es una muestra.


Vista de Cerdeña


La segunda isla más grande del Mediterráneo es Cerdeña. Situada entre Córcega, Túnez y las islas Baleares, su capital es Cagliari, y otras ciudades importantes son Sassari, Alguer, Porto Torres, Olbia, Tempio Pausania, La Maddalena, Ozieri, Nouro, Oristano, Iglesias y Carbonia. La contaminación no es un problema es estas preciosas tierras, y la gente es amable, sencilla y de raíces pastoriles y marineras.


Encontramos en esta isla hermosas playas, entre las que podemos mencionar Capriccioli, Liscia Ruja, Spiaggia del Principe y muchas más, así como los arenales de Santa Margherita di Pula, Villasimius y la Costa Rei, Esta costa es conocida como la “Costa Esmeralda”. A diferencia de Sicilia y buena parte de Italia, no hay riesgo sísmico. Más del 80% del territorio de Cerdeña se conforma por elevaciones y montañas.


Cagliari, Cerdeña


Llaman la atención los Nuraghis, misteriosas construcciones circulares de piedra, cuya finalidad es desconocida. Son desde hace varios años Patrimonio de la Humanidad gracias a la UNESCO. En Cerdeña también hay vestigios de la cultura fenicia, como en Tharros o las catacumbas de Sant'Antioco (si bien luego fueron usadas por cristianos).También una gran opción es acudir al bosque petrificado de Martis, con multitud de troncos de árbol antiquísimos, muchos de los cuales están ya totalmente mineralizados.


Cuando viajes a Cerdeña podrás conocer también iglesias de estilo románico y museos arqueológicos muy interesantes. Si elegimos ir a Cagliari, haya que conocer el centro, donde están la Catedral, la Torre del Elagante, la Ciudadela de los Museos y la Necrópolis de Tuvixeddu. También paseemos por los bonitos barrios de Castello, Villanova, Stampace y de Marina.


En Sassari (segunda ciudad más importante de Cerdeña) vale la pena visitar el casco antiguo, y la Catedral de San Nicolas. Si vamos a Castelsardo, no olvidar el Castillo Doria, y los negocios de artesanía.



Publicado en Rutas por Miguel Ortiz

Tags:  sicilia , cerdeña italia , islas mediterraneo
5 de Julio, 2011 (01:00H)


Enviar a:

Artículos relacionados:






  Blogs

© 2006 - 2019 Blogys
Tu blog de Viajes